Saltar al contenido

Sumérgete En Estos Trece Relatos De Terror Para Festejar El Halloween

cuentos latinoamericanos de terror

Para la cercanía de lo Noir, o “policiaco” y el terror, es recomendable acercarse a la obra de John Connolly, especialmente a la serie protagonizada por el detective privado Charlie Parker. El caso mexicano no tendría por qué diferir de lo visto hasta ahora en las narrativas, a veces experimentales, de decenas de autoras que en estas últimas décadas han utilizado los elementos del género, o se han adentrado en él, para hablarnos de sus propias preocupaciones, tesis, ideas y obsesiones. En México, a pesar de la tradición oral y el imaginario que conllevan las leyendas, además de celebraciones como el Día de Muertos, las obras terroríficas no han sido tantas como cabría esperar. Dolores Reyes, nacida también en Buenos Aires, en 1978, sigue una estela de denuncia similar. Y, como muchas de las narradoras aquí expuestas, es una feminista recalcitrante, cuya terquedad es notoria en la prosa potente de su primera novela, Cometierra , donde se conjunta la habilidad de una chiquilla para atisbar dónde se encuentra alguien desaparecido por medio de la ingesta de tierra.

cuentos latinoamericanos de terror

Leer mas sobre aqui.

Cuentos De Terror De Uruguay

Su obra sigue vigente, pero las condiciones de los indígenas mexicanos lamentablemente también. En este relato Lovecraft muestra la existencia de una secta que venera a un ser monstruoso, lleno de mal, que no es de este mundo. El espíritu de este ser siniestro vive en la profundidad de una ciudad perdida.

Zoraida la mira como si estuviera a kilómetros de distancia, ¡necesita tanto esa mano! Pero un solo movimiento, un solo cambio de postura aceleraría la llegada del terror que es capaz de escrutarlas, desde la más inmensa extensión de los cielos ahora privados. Consciente de ello Noemí desiste, con lágrimas en sus ojos, incapaz de salvar su propia pequeña vida, menos, intentar salvar toda la extensión de la dos veces Zoraida. La niña salió corriendo, esquivando el interrogatorio de la maestra. Al llegar a casa Aurorita encontró a su padre, echado sobre la mesa, ante una botella de charanda y otra de tequila. Tenía el hombre las misierucas y roñas propios de una condición rebelde que mojaba en abundante alcohol.

México Revive En Partes: Campo E Industria Van; Servicios No Tanto

Una breve joya y germen de una de las grandes obras de la novelística mexicana, Aura. “Normalmente pensamos que el trabajo con el lenguaje poético incluye solamente la belleza, pero hay poemas que pueden dar miedo o que hablan sobre cosas repugnantes. Hay mucha belleza en el horror y hay mucho horror en la belleza. Esto es algo que ya ha dicho Rilke, que la belleza es la primera manifestación de lo horrible.

cuentos latinoamericanos de terror

Cabe destacar que una de las historias de Haunted Latinoamérica ocurre en Apodaca, Nuevo León, en México, durante el año 2003. No se tienen muchos detalles sobre lo que relatará este episodio en particular, pero al parecer tiene relación con embrujos dentro de una casa. El programa se compone de entrevistas de la mano de recreaciones de los hechos que vivieron los invitados a cada episodio.

cuentos latinoamericanos de terror

undefined

Y al describir las olas en que se mecían cadáveres y mástiles rotos, el mísero escritor pensó en su vida sin triunfo, gobernada por fuerzas sordas y fatales, y a pesar de todo fascinante, mágica, sobrenatural. El novelista, en mangas de camisa, metió en la máquina de escribir una hoja de papel, la numeró, y se dispuso a relatar un abordaje de piratas. Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza.

En sus relatos, además de relucir la ternura y la soledad, también surgen apariciones salvajes bajo el manto de la violencia y la naturaleza errada del mundo. Aquí, la atmósfera, esta vez muy gótica, se entremete en los rincones de una Lima nocturna y salvaje, de tradiciones apenas entendidas por un hombre desparpajado, por una mujer dolida. Lo que pase con la comida será una incógnita que quizá nunca llegue a revelarse. Por otra parte, la aparición de un monstruo en “El atanudos”, perfecta para entrar en una rama del horror folklórico, nos adentra en la posibilidad muy clásica de encontrar el horror al mudarse de casa.

undefined

Quien la escuche, no debe ir hacia la mujer que la entona, porque no regresará nunca. Unos dicen que muere esperando alcanzar a la hermosa y otros que ella los convierte en árbol. Cualquiera que fuese su destino, ningún joven cocama que siguió a la voz fascinante, soñando con ganar a la bella, regresó jamás.

  • El espíritu de este ser siniestro vive en la profundidad de una ciudad perdida.

Leer mas sobre listado de iglesias en chile aqui.

undefined

Pensar que no podría comprender en el siguiente instante, después de este brevísimo instante, semejante voluptuoso orden desorbitado, le causaba aún mayor angustia a Zoraida. Las mujeres flotaron como moléculas iridiscentes, el largo espacio del terror que inexplicablemente aún podían ver. Y luego de eso, sordera, silbatina, necedades innecesarias, todos los infiernos preciosos, glotones, ingiriéndose al mundo, esa pequeña partícula weak en medio de un mar de creatividad maligna, el mundo borrado de la memoria, el mundo desaparece cuando desaparece lo que causa en la memoria, el mundo acaba cuando nadie le recuerda.

cuentos latinoamericanos de terror

Lea mas sobre gestiondeflotasdetransporte aqui.

cuentos latinoamericanos de terror