Saltar al contenido

los detalles de Poemas De La Naturaleza Cortos

poemas de la naturaleza cortos

Las ideas materialistas de Lucrecio, fundadas en ser el alma corporal y sufrir exactamente las mismas vicisitudes que el cuerpo, nada valen frente al espiritualismo moderno; pero contra las intranquilidades y supercherías antiguas, tienen fuerza incontrastable. No aceptando este sistema una causa ordenadora del universo, naciendo por acaso, y muriendo lo mismo, ni cabe en él conformarse con la voluntad divina, ni resignarse, como los estoicos, que asimismo negaban la inmortalidad del alma, a una ley suprema, a un orden predeterminado por los dioses. Domina en todo el poema La Naturaleza un sentimiento de tristeza que nace de la índole de la filosofía epicúrea. Epicuro adopta la teoría atómica de Demócrito; para él todo es dependiente de las atracciones o repulsiones de los átomos que forman el universo, que, constituyen en el hombre su cuerpo y alma. Téngase presente, para juzgar este popular libro tercero, arsenal de donde sacaron sus argumentos los materialistas del siglo XVIII, cuáles eran las ideas predominantes en la antigüedad en relación al alma y de la vida futura.

La base de la física de Epicuro radica, como ya hemos dicho, en que el universo es eterno y la materia de que está formado se deshace y rehace por virtud de composiciones de átomos y conforme a leyes naturales preexistentes. Los fenómenos de la naturaleza tienen por este sistema, a juicio de los epicúreos, una explicación racional, y la intervención en ellos de los dioses del paganismo, origen de todo tipo de supersticiones y terror de las almas, cae por tierra.

A La Flor Más Hermosa De Mi Jardín

Con los pueblos vencidos habían ido a la localidad eterna sus dioses y sus cultos, y con dioses y cultos las supersticiones mucho más extravagantes y hasta las mucho más aborrecibles. No era, en efecto, Memmio de los mucho más inclinados por su vida y costumbres a despreciar los bienestares y despreciar los disfrutes de la ambición satisfecha.

poemas de la naturaleza cortos

Lea mas sobre los mejores de toledo taller-mecanico aqui.

Las Mejores Poesías Sobre La Naturaleza En Mi Modesta Opinión

Almacenar mi nombre, correo electrónico y web en este navegador para la próxima vez que comente. Celda XXVI. Imagen recuperada el 20 de noviembre del 2019 del portal web del Museo Guggenheim de Bilbao destinado a Louise Bourgeois. Un poema de mar en el que hallarás un faro en medio de la obscuridad, un ancla, un horizonte lleno de promesa a pesar de las tormentas. Así sea con mis poemas largos sobre la naturaleza o con mis poemas de la naturaleza cortos, hallarás la estabilidad y la calma que tanta falta nos hace.

poemas de la naturaleza cortos

Lea mas sobre mejores profesionales de talleresdeautomovilesyconcesionarios aqui.

El entusiasmo del poeta por Epicuro es tan grande, que casi le proclama dios, y al lado del resto filósofos le considera sol cuya luz obscurece la del resto astros. Los principios de su doctrina los cree como infalibles, y las objeciones contra ellos las repudia, sin dignarse discutirlas. Agua de boyarín es un poema de 25 versos que trata de la pesca con caña a boya con el lenguaje de la mar de Cádiz. Es un valor muy apreciado porque te permite ser quien verdaderamente quieres ser, te ofrece un abanico enorme de opciones y te abre un planeta de preguntas y respuestas que de otra manera jamás podrías ver. «La naturaleza sostiene la vida universal de todos los seres». «Tenemos la posibilidad de retar las leyes humanas, pero no tenemos la posibilidad de resistir a los naturales».

poemas de la naturaleza cortos

El mérito de Lucrecio en la parte científica de su poema didáctico radica en haber sido uno de los primeros romanos que se ocuparon de la ciencia en forma especulativa; pero en el fondo, todo el sistema físico que expone es el de Epicuro, parafraseándolo para hacerlo más comprensible. Tal era el personaje a quien deseó transformar Lucrecio al epicurismo, y que, si adoptó esta doctrina, fue en el sentido de los que entendían la filosofía del deleite, no como Lucrecio y Epicuro, sino más bien como sistema que autorizaba la satisfacción de vicios y pasiones. La miel de la poesía era indudablemente que se requiere para transformar en incondicionales de la filosofía del deleite, en el buen sentido de esta palabra, a los ciudadanos de los últimos turbulentos años de la república romana, y Lucrecio casi duda hallar la conversión de su último amigo Memmio.

  • No son menos notables los entendimientos fisiológicos que Lucrecio revela en su poema, y asimismo muy dignos de atención sus pálpitos sobre la capacitación del mundo, de los animales antidiluvianos y de las especies que han desaparecido, enunciando la pelea por la presencia, fundamento de la teoría de la selección natural de Darwin.

Lea mas sobre los mejores de galicia aqui.

poemas de la naturaleza cortos

Los dioses en el epicurismo disfrutan en su mansión de la impecable tranquilidad a que el sistema filosófico aspira. Las cosas de este planeta en nada les afectan, y en ningún caso se encargan de ellas. Otro sentimiento que palpita en todo el poema es el odio a las supercherías religiosas, tal y como si después de vencidas en su ánimo, se acordara, rencoroso, del tiempo que le habían estado mortificando. No es en este punto la serena razón del filósofo quien charla; la airada elocuencia de sus afirmaciones prueban un espíritu convencido, pero no un ánimo relajado.

poemas de la naturaleza cortos