Saltar al contenido

La mejor Guía para Poemas De La Constitucion Mexicana 5 De Febrero

poemas de la constitucion mexicana 5 de febrero

Por la tarde, y como el gobernador se encontraba enfermo, Rueda lo visitó para comunicarle «sus impresiones del viaje»26. Datos estos singulares, por ser la primera vez en que Rueda relata a su compañero de viajes, tal y como si una suerte de nebulosa hubiese cubierto este capítulo de su vida. Guarda mi nombre, mail y web en este navegador para la próxima vez que comente. El estruendos del agua en la piedra es mucho más nítido que el latido de nuestro corazón.

Yo quise llevar allí el alma de una raza noble, y a la par, aromas y cariños de la madre a las hijas lejanas. Pretendí relacionar con devoción los amores de aquella con los de éstas, hermanar la gesta de Castilla con el perfil aguileño, atrevido y temerario, de los hijos de América. Yo fui enviado allí por reales órdenes para estrechar lazos espirituales, y esto fue para mí una enorme alegría.

Visor De Proyectos

Lea mas sobre los mejores de malaga desguace aqui.

poemas de la constitucion mexicana 5 de febrero

También, se leyeron las bases de los Juegos Florales Latinos que se festejarían en Saltillo por año siguiente y en los que Rueda -junto a Francisco Villaespesa y Eduardo Marquina- harían de jurados. A su regreso a Puebla por la noche, Rueda asistió a una función organizada por los estudiantes y celebrada en el Colegio del Estado, en el que hubo números musicales y poéticos y que concluyó a las 9\’30 de la noche. Pese a las convidaciones y agasajos recibidos, en la prensa nacional aparecía el rumor de que probablemente Rueda no pudiese visitar la ciudad más importante México D. F. «por carecer de fondos suficientes»41, si bien rápidamente se informaba de que «va a ser la Secretaría de Instrucción Pública y la Dirección General de Hermosas Artes la que sufrague los costos del viaje del poeta»42. De este modo, el itinerario del poeta se contemplaría con la visita a la ciudad más importante mexicana, previo paso por la localidad de Guadalajara. El cariño a España, y el deseo de mi juventud de honrar a mi patria, poniéndola en comunicación con las tierras del Nuevo Conjunto de naciones, determinaron mi visita a las repúblicas americanas.

¡ha Desbloqueado El Ingreso Sin Limites A Mucho Más De 20 Millones De Documentos!

El miércoles 14 Rueda asistió «como invitado de honor» a otro concierto musical, en esta ocasión en el anfiteatro de la Escuela Nacional Preparatoria62. Y el jueves 15 de marzo fue obsequiado con una sesión solemne en la Sociedad de Geografía y Estadística63. El acto duró desde las 6 hasta las 7\’30 de la tarde, y en él se presentó un estudio sobre el «origen del nombre de Novedosa España» y múltiples poemas alusivos al acto. En Saltillo Rueda asistió a una «suntuosa velada literario musical» en el teatro García Carrillo y a la inauguración del Ateneo Saltillense. La noche del 14 de febrero tuvo lugar la velada literario musical en honor a Rueda en el teatro García Carrillo, organizada por el gobernador, Espinosa Mireles y en cuyo transcurso se recitó el poema de Rueda «Las piedras de México».

poemas de la constitucion mexicana 5 de febrero

Lea mas sobre mejores profesionales de viveros aqui.

poemas de la constitucion mexicana 5 de febrero

El día 22 visitó la presa de San José y por la noche asistió en el teatro de la Paz de San Luis de Potosí a una velada literario musical estructurada por la colonia española donde hubo números poéticos y musicales. Ahora tuvo lugar un banquete en el edificio del Casino Español que se prolongó la medianoche30. Tras pasar 8 días en Veracruz visitando lugares cercanos, Rueda se dirigió en un vapor a Tampico, el puerto del estado de Coahuila, a donde llegó el día 6 de febrero a las diez de la mañana. Allí fue recibido por representaciones del Municipio, de las academias oficiales «de ambos sexos», del Gobierno Nacional y del Estado de Coahuila. En el muelle le recibieron las expresiones del poeta local Eugenio Méndez y de múltiples pequeños y fue acompañado en comitiva al hotel Imperial, donde se alojó.

  • Si aceptara una fiesta especial, tendría que visitar todas las viviendas de la ciudad.
  • El 5 de febrero de 1930, Roberto Arlt publica en períodico El Planeta el aguafuerte «Rumbo al campamento», en el que cuenta las peripecias, más bien jocosas, del viaje en tren desde Constitución hasta Sierra de la Ventana.

La caravana estaba formada por una vanguardia de borricos montados por estudiantes y múltiples vehículos donde iban estudiantinas, escuela de ciegos y el orfeón popular. A las 11 de la noche interpretaron bajo el balcón de Rueda varias canciones populares mexicanas y dedicaron poemas laudatorios al poeta malagueño57. Mientras que Rueda continuaba con su periplo mexicano, recibía invitaciones de otros estados mexicanos, caso del gobernador de la ciudad de Guadalajara38 o de los estudiantes de Toluca39, invitaciones que no pudo atender. Asimismo se publicó en su honor el número especial de «Cultura» del diario El Nacional destinado a su obra, volumen poético para el que «el poeta ha remitido ciertos originales inéditos»40. Por último, Rueda desembarcó en el puerto mexicano de Veracruz a las 7 de la mañana del día 28 de enero de , donde fue recibido por una banda militar de música y por tres comisiones del Municipio, el profesorado y el periodismo. Se alojó en el hotel Terminal, donde recibió los cablegramas de bienvenida de las asociaciones estudiantiles mexicanas17, así como de estudiantes argentinos, chilenos y brasileiros que le felicitaban por su llegada al país «centinela adelantado de la América Latina»18.

El lunes 19 de marzo se dedicó a una excursión a Cholula donde participaron unas cien personas. Una vez recibidos en la estación por el alcalde y «un estruendos ensordecedor de músicas, chirimías, cohetes, chillidos y relinchos de caballos» (p. 209), la comitiva se dirigió a la Pirámide en cuya cumbre se encuentra la ermita de la Virgen de los Remedios. Tras esta visita se trasladaron a caballo al pueblo de Ecatepec donde visitaron la parroquia del pueblo y a mediodía se celebró un banquete campestre con «una casi comida a estilo del país». Rueda nos mencionó que traía por regla no admitir convidaciones para fiestas particulares; ya que no quería descender en la misión que lo ha traído a nuestra patria. Es un enfermo del estómago, y si admitiera el antecedente de admitir una comida, tendría que comer en todas y cada una de las viviendas de México. Si admitiera una celebración particular, tendría que conocer todas y cada una de las viviendas de la ciudad.

poemas de la constitucion mexicana 5 de febrero

Lea mas sobre los mejores de alicante aqui.

poemas de la constitucion mexicana 5 de febrero

poemas de la constitucion mexicana 5 de febrero