Saltar al contenido

¿la Leyenda De La Llorona Es De Origen Prehispánico?

la llorona para niños

Cuenta la leyenda que poco antes de la conquista española existió una mujer, la que deambulaba por el lago de Texcoco marcando de esta forma el terror en todo Tenochtitlan, no obstante, no fue hasta mediados del siglo XVI que el relato comenzó a cobrar sentido y extenderse por todo el país. Diríase que al campanazo de las 12, una mujer vestida de blanco y con la faz cubierta por un velo muy ligero se acerca por el oeste.

la llorona para niños

Lea mas sobre horario de misas en estadosunidos aqui.

Libro Los Colosos De La Literatura Infantil

El Enmascarado de Plata tendría socio de fistiana con José Mantequilla Nápoles en La venganza de La Llorona (Miguel M. Delgado, 1974). “Y el lamento de la mujer enigmática, que ha paseo los espacios siglos y siglos, salió distanciando por caminos y poblados perdiéndose de a poco entre los repliegues de las montañas seguido del aullido lúgubre de los perros de las rancherías”Dr.

Lo visionario se asocia, de manera natural, al más allá, a lo funerario, al conocimiento sagrado, pero o sea distinto del sentido kitsch con que hace aparición ya en las leyendas urbanas, esto es, en su versión mucho más mediática y actualizada, llena de truculencias y efectismos macabros. Ahora se hable de fundamento o de función, de actante o de personaje, la verdad es que tenemos que llegar a perfilar un modelo leyendístico que permita estimar estas historias en su globalidad. El silencio enseñorea la noche y a la figura espectral vestida de blanco. Este color, propio de todas y cada una de las manifestaciones de Cihuacóatl, nos remite al destino, a la sonaja de niebla de la diosa, a los huesos de los hombres, a las cihiuateteo pintadas de blanco, a la tierra blanca de Aztlán.

Historia

Si el sonido, el agua y la luz son lo primordial en este mito, la totemización o personificación del mismo se hace más evidente, pues los guardianes del agua son por naturaleza las damas del agua, en sus múltiples figuraciones. La literaturización del mito haciendo que La Llorona pierda o ahogue al niño entre las aguas, es parte del iconotropismo evemerista, y se relativiza por los argumentos expuestos al hilo de las ideas de Sciascia. Además de esto, la leyenda de los indios Paiute sobre Madre Piedra explica el origen de «Pyramid Lake», como lago que se forma por los lamentos y lágrimas de la madre por sus hijos, y en el mismo sentido se cuenta la leyenda de los niños de agua , en ese lago, como espíritus que engañan, igual que en la historia de historia legendaria citada de Jaén, y como augurios de muerte3. Por consiguiente, no cabe proyectar en la leyenda mexicana el esquema medeico sin tener en cuenta la presencia de estas tradiciones recurrentes en las tradiciones de los originarios americanos.

la llorona para niños

  • De este modo, los genios acuáticos son una constante cultural en todas y cada una de las sociedades, pero sin duda tienen sus matices en una cosmovisión o en otra, y lo que puede atraer mucho más es que la personificación o «totemización» es diferente por servirnos de un ejemplo en el mito griego que en los mitos prehispánicos.
  • Los sacerdotes afirmaban que Cihuacoatl había salido de las aguas y bajado de la montaña para impedir de la fortuna que correrían los mexicas.
  • La interpretación literalista da por verosímil la existencia de tales seres, sean cuales sean, y en esa línea está la teoría de los antiguos astronautas.

Lea mas sobre que es la calidad de vida aqui.

undefined

La época colonial sin duda estuvo cubierta en secreto, cada día a la media noche se marcaba toque de queda sonando las campanas de la catedral y advirtiendo a la población que era mejor permanecer en el hogar, pocos eran los valientes que se atrevían a salir o deambular por las calles tras dicha hora. La llorona, indudablemente, es una de las leyendas mucho más famosas, hay quien afirma haberla visto deambular por las calles y otros haber escuchado a mitad de la madrugada la temida frase ¡Hay mis hijos…! la cual causa una sensación de escalofrío difícil de argumentar, un miedo que te hiela hasta la sangre y recorre todo tu cuerpo paralizándote por completo. Cada rincón de este país está repleto de magia y cierto misticismo que momentáneamente te va a hacer dudar si estas en la verdad o en una suerte de cuento de fantasía, es así como se han formado las famosas leyendas, historias contadas por nuestros antepasados y que se han transmitido generación tras generación hasta llegar a nuestros días. “Sin pensarlo más tiempo tomé a mis hijos y sumergí sus cabezas en el agua. Los pequeños luchaban por su vida, daban golpes al agua, pero yo no dejaba de presionar sus cabezas hasta que de súbito ya no se movían.

¿Cómo se llaman los hijos de la llorona en la vida real?

Ollin y Tonatiuh son dos personajes secundarios que aparecen en La Leyenda de la Llorona. Son los hijos de Yoltzin, quien tras perderlos se convertiría en la Llorona.

Según Lacan y retomando una idea de Dante, la tristeza es el peor de los vicios, y es la tristeza la que paraliza al Rey Arturo en relación a su destino, de modo que todo este ropaje macabro no puede ser lo sustancial de un mito que en el fondo tanto expresa la vida. El paroxismo del duelo por los hijos es el paroxismo de la búsqueda, de la vida, y sus voces sin cuerpo son los oráculos de ese mensaje cifrado, las señales que llevan al goce, al agalma mucho más relumbrante.

undefined

Lea mas sobre desarrollosdesoftware aqui.

Su caminar por grutas, cerros y nacimientos de agua nos transporta a la búsqueda por lo sacro, pues a semejantes sitios se les daba esa categoría y se les relacionaba con los dioses acuáticos. Poco a poco y en silencio, como en un rito solemne, la Llorona enfila hacia el Meztliapan, el lago de la Luna, como se llamaba esotéricamente al lago de Texcoco, para desaparecer en sus ondas. Entre los nahuas, la deidad lunar tiene género masculino, pero hay un sinnúmero de dioses y diosas vinculados con la Luna, como Toci, entre las manifestaciones de Cihuacóatl, o Coatlicue, madre del Sol, la Luna y las estrellas.

la llorona para niños