Saltar al contenido

Juan Rulfo Cuentos

juan rulfo cuentos

Esta obra se caracteriza, además, por su brevedad y carácter fragmentario, por sus saltos en el tiempo y en el espacio, lo que demanda un lector muy activo. Rulfo creó una obra de una genialidad inesperada, que no se da con frecuencia en la literatura. Es conocido, sobre todo, por escribir Pedro Páramo , una de las novelas más importantes en lengua española del siglo XX, y el libro de cuentos El llano en llamas , que le ganaron reconocimiento internacional.

Leer mas sobre equipo de proteccion personal aqui.

El Quijote Mexicano_leo Matiz

Ese concepto fue innovador y lo convirtió en un libro distinto para su época. Dijo haberse inspirado en autores nórdicos y que en realidad «fue un experimento». Sobre Pedro Páramo, su obra cumbre publicada en 1955, cada párrafo es sujeto de extensos análisis. De entrada, el título no es casual, pues ese nombre de pila significa piedra y el apellido Páramo evoca a un desierto, un sitio que no brinda abrigo ni protección. Carlos Fernández, quien funge como baterista de la agrupación, subrayó que el proceso de la creación de la canción fue “mera experimentación”, pues el cuento, que cuenta con la voz real del escritor, intenta contarse sólo de ciertas frases y sonidos.

juan rulfo cuentos

Pocas veces una obra tan corta ha dado a su autor fama tan universal e indiscutida como la del escritor mexicano. Nacido en Sayula, en el estado de Jalisco, durante su infancia vivió las revueltas campesinas y cristeras, especialmente violentas en su región natal, lo que tendría una profunda influencia en su posterior quehacer literario. Éste se inició en la revista Pan, donde aparecieron sus primeros cuentos. En 1953 publicó El Llano en llamas, colección de relatos que en sucesivas ediciones reunió los dieciséis que hoy se dan en el presente libro, y en 1955 la novela Pedro Páramo. Este volumen constituye, pues, la obra fundamental de Juan Rulfo. El escritor mexicano, que falleció en 1986, obtuvo el Premio Príncipe de Asturias en 1983.

Website Information Navigation

Ingresó a la primaria en el colegio de las Josefinas en San Gabriel pero el establecimiento cerró en 1925 debido a la guerra cristera. El pequeño Juan Rulfo pasaba el día leyendo en la casa de su abuela porque salir representaba un peligro, ahí el cura del pueblo había dejado su biblioteca ante la amenaza de la guerra. Su madre murió cuando tenía diez años y fue enviado, junto a su hermano Severiano, al Colegio Luis Silva de Guadalajara. Después ingresó al Seminario Conciliar del Señor San José en Guadalajara y después de una estancia de tres años, regresó a San Gabriel y luego a Apulco. Ahí se amanecía leyendo a la luz de una vela mientras tomaba café, también le gustaba oír música clásica y tomar fotografías.

  • Este ambiente de bandidos y muerte se quedó plasmado en el semblante del futuro escritor y en su obra literaria.
  • Esto da thought del número de lectores que el texto ha tenido en México y otros países de habla hispana donde distribuye su catálogo el FCE.

Juan Rulfo, el arte de narrar es resultado de una larga investigación de la obra de Juan Rulfo, pero es asimismo el fruto de largas reflexiones sobre «el arte de narrar» en basic y sobre las relaciones que la literatura entabla con la cultura y la historia en que se inscribe, conexiones ellas mismas históricas. Asimismo, y relacionado con esta poética de recordar narrando, o de narrar recordando, el acto narrativo posee en Juan Rulfo una dimensión ético-cognitiva. Narrar es comprender, encontrar el sentido de lo que está siendo narrado; aun cuando se eviten los juicios morales y, en general, se evite encajar los relatos en esquemas conocidos, no quiere ello significar que la poética de Rulfo esté exenta de una dimensión ética, y que cada uno pueda «contar» según el particular lugar desde el cual pudo observar o vivir los acontecimientos. Junto a la dimensión ética que contiene el acto de narrar, el lector está también llamado a adoptar una disposición cognitiva y valorativa, a participar y a desentrañar las implicaciones de esos acontecimientos que, no por ficticios, le atañen menos.

juan rulfo cuentos

undefined

En 1940, destruyó una novela sobre la Ciudad de México «porque period muy mala», según el autor. Le lastimaba la orfandad temprana, su paso violento por el internado donde creció en desolación y angustia, él recuerda estos años de su vida en un «reformatorio» con amargura. Su labor, en esta etapa de su vida, era «espiar» extranjeros que habían entrado al país clandestinamente, confesó, nunca atrapó a ninguno. Los debates se alargan cuando se trata de descifrar el ingenio creativo del breve, pero intenso y significativo legado. A pesar, de las restricciones de la Fundación que lleva su nombre y que limita sus muestras efusivas que los fanáticos rulfianos pueden ofrecerle al autor.

Leer mas sobre aqui.

undefined

Mientras que enPedro Páramo, apuntó Gutiérrez Vega, “sólo Preciado está vivo, todos los demás están muertos y cuenta la historia de un cacique, como tantos otros caciques rurales de México, el señor de la media luna, Pedro Páramo. Esta perspectiva de análisis contribuye asimismo a plantear los modos en que la ficción elabora las relaciones con la alteridad, las formas de relación con «los otros» que figuran. Los esfuerzos de Rulfo por «seguir» a sus personajes dando forma verbal al conflicto íntimo que los aqueja, partiendo de un narrador testigo que mantiene una distancia prudencial del personaje, tienen otra consecuencia que afecta a las formas de la «otredad» que figuran en sus cuentos.

Cuando tenía 17 años quiso entrar a la Universidad de Guadalajara pero no le fue posible debido a la huelga que sufría esa institución. Viajó a México en 1936, ingresó como oyente en San Ildefonso en estudios de leyes y contabilidad. A los dos años de estar en la capital del país, entró a la Secretaría de Gobernación a trabajar como agente de migración, de ahí lo mandaron en 1943 a Guadalajara para encargarse de la internación de alemanes e italianos debido a la Segunda Guerra Mundial.

undefined

Juan Rulfo fue el tercero de cinco hermanos de una familia acomodada. Ingresó en la escuela primaria en 1924, el mismo año en que su padre falleció y seis años después lo haría su madre, por lo que quedó bajo la custodia de su abuela, posteriormente entró a un internado en Guadalajara. El también diplomático y académico señaló que quienes dicen que Juan Rulfo era “un producto de la naturaleza como las flores, la papaya, el coco o el mango, tienen razón en parte, pero es producto también de una disciplina férrea, de corrección y más corrección,Pedro Páramotuvo siete versiones, hasta que por fin salió la definitiva. Le trabajó bárbaramente, tenía todo el caudal, toda la imaginación, todo el conocimiento de su pueblo y de su tierra, pero trabajó para que fuera realmente lo que es, un enorme poema en prosa”. Uno de los problemas, por ejemplo, fue siempre su relación con el alcohol. Viví bastantes años en Guadalajara… Yo soy de allá, de occidente.

Lea mas sobre libros contestados aqui.

juan rulfo cuentos