Saltar al contenido

Cuento El Ejercito De La Muerte

cuento el ejercito de la muerte

Vale precisar además de esto que no todos los casos fueron por herida en combate sino asimismo por algunos accidentes. El contramaestre José María Garbán fue herido por la artillería de la balandra Aurora al norte de la isla de Margarita con una salva que se hizo el 28 de febrero de 1816 con motivo de la llegada del Presidente de los cayos de San Luis. Por causa de esta herida perdió el brazo derecho pero volvió a retomar servicio hasta la toma de la Guayana47. […] soy hijo y heredero de mi digno padre el valeroso Capitán Casimiro Esparragoza que murió gloriosamente el año 14 bajo el mando del Excelentísimo Señor Libertador Presidente y para dar a Vd.

La reflexión que provoca esta situación es que, si esta era la dificultosa condición para un hombre que hacía una parte de la oficialidad del ejército, seguramente considerablemente más embarazosa pudo ser la situación para los Soldados rasos que sobrellevaban ese mismo género de infortunios. En muy poca proporción resultaba aquejada la aptitud mental, como le sucedió a Jesús Ruiz, Cabo 1º del batallón Bravos del Orinoco, quien recibió múltiples lesiones de machete en la cabeza en la acción del Suplicio quedando “como muerto en el campo de guerra”.

Enfrentamiento Entre Los Cárteles Del Noreste Y Del Golfo Deja Nueve Muertos En Tamaulipas

El propósito de este artículo consiste en analizar la atención del gobierno republicano a los militares enfermos y heridos en campaña a través del proceso de capacitación del depósito de inválidos del departamento de Venezuela en 1822 en contestación a lo dictaminado por la ley del 5 de diciembre del año anterior expedida por orden del presidente Simón Bolívar. Aunque precisamente un tanto tardía, esta ley era de alguna manera un reconocimiento a una situación en la que ya era evidente el desgaste y los estragos de una prolongada y cruenta lucha militar de sobra de una década. Estos militares afectados en su estado de salud continuarían en los años siguientes y hasta bien entrada la República su pelea por reivindicar sus intereses cerca de lograr un justo reconocimiento a sus sacrificios y contribución para el baso de las bases de una nación libre y soberana. En caso de que haya fallecido fuera de actos del servicio, los familiares van a tener derecho a una pensión o compensación dentro como lo apunta el artículo 31 de esta Ley.

Lea mas sobre listado de iglesias aqui.

A pesar del incremento en el número de las tropas rebeldes, Hidalgo fue tomado prisionero en marzo de 1811 y fusilado –tras ser excomulgado- en el mes de julio del mismo año. La pelea independentista no paró con la desaparición de Noble y sus primordiales jefes – Allende, Aldama y Jiménez-. En el momento de la disolución del primer ejército insurrecto ya había surgido otro comandado por José María Morelos y Pavón, alumno de Miguel Hidalgo en el Colegio de San Nicolás. ”Conocer la figura de Felipe Ángeles, exactamente la misma la de otros militares de la Revolución, de los diferentes lados de la pelea, es devolver a la historiografía de la Revolución mucha de su autenticidad. No es el afán simplemente recreativo de lo que pudiera comprenderse como retrato épico, sino más bien la caracterización de quienes hicieron la Revolución dentro del marco histórico al que forman parte.

cuento el ejercito de la muerte

Cuando llegué, los tres cadáveres ya estaban casi desnudos. Tres compañeros intentaron retener sin suerte los cuerpos sin vida de los caídos por el fuego enemigo. La vehemencia del agua no permitía a la pequeña tropa lograr la otra orilla.

undefined

De capital importancia fue la acción del Martirio el 23 de junio de ese año cuando el general Bermúdez logró distraer la acción de los españoles y, si bien fue derrotado, esa distracción fue clave para la gran victoria republicana lograda días después en la batalla de Carabobo. La batalla de Dabajuro tuvo lugar el 7 de junio de 1822 en el área fronteriza de la provincia de Coro con victoria para las fuerzas realistas a cargo del general Francisco Tomás Morales que se obligaron sobre las huestes patriotas dirigidas por el general Carlos Soublette39. En el estudio suministrado por los 79 militares inválidos, ciertos brindaron cuenta de haber quedado afectados en los primeros años de la pelea independentista aunque la gran mayoría fueron lesionados en los combates definitivos de la gesta emancipadora. Así entonces, 16 fueron heridos en la guerra de Carabobo, 7 en el combate de Dabajuro, 5 en el de Santa Lucía y 4 en el del Suplicio.

Lea mas sobre evangelio del dia de hoy aqui.

undefined

, Nosotros, El Universal, Política, Noticias, Revista de Revistas, Mujeres y Deportes, Crisol, El Universal Gráfico y El Gráfico. Allí recibirían el vestuario pertinente a su escalafón y serían “alojados y mantenidos con comodidad y abundancia”. Se suponía que, una vez amainados los candores de la guerra, reduciría además el número de inválidos53. La convocatoria general generada a raíz de la promulgación de la ley del 11 de diciembre de 1821 contribuyó a sacar a la luz pública muchas irregularidades y anomalías en torno a la situación de los inválidos. Indudablemente, el panorama más complicado fue para esos que habían quedado bajo una condición crítica de salud, para quienes fue mucho más dispendiosa la atención a sus males. Esa fue la situación que debió presenciar el Capitán José Antonio Mujica quien recibió en la guerra de San Antonio varias lesiones de bala en su cuerpo que lo dejaron parapléjico y postrado en una cama.

cuento el ejercito de la muerte

Lea mas sobre libros contestados aqui.

cuento el ejercito de la muerte