Saltar al contenido

Cuento De Miedo Unas Vacaciones De Temor

Contenido

cuento de miedo unas vacaciones de miedo

“Mi familia está a salvo, nuestros hijos no fueron llevados, nuestras vidas se alargaron y recuerdo de nuevo que Dios vive y cuida de todos nosotros. Mañana llegará el Consulado Americano y nos escoltará a casa después de que se abra la frontera”, expresó. Un conjunto de hombres armados despojó de su vehículo y pertenencias a una familia estadounidense mientras que transitaban por la carretera Caborca-Puerto Lobos, durante el transcurso del día miércoles, quienes narraron lo sucedido mediante comunidades.

cuento de miedo unas vacaciones de miedo

Lea mas sobre listado de iglesias en chile aqui.

Planeta

Por protocolo tuve que estar sola en la habitación. Pero siempre y en todo momento me sentí apoyada, mis papás y hermanas −con quien paso la cuarentena −estaban afuera, igual, nerviosos y súper conmovidos. Todo era nuevo para mí, y el nervio estaba ahí por el hecho de que no sabía qué aguardar o de qué manera se iba a realizar. Ahora conocía el protocolo tradicional, el que se hace en persona en el aula de la Capacitad, pero así no se había hecho.

Ellos coincidieron en que mi cuadro era COVID-19. Tras unos cuantos días, el hospital Ángeles del Pedregal me avisó que había pruebas, que debería internarme por emergencias para entrar a ella.

De manera lenta andamos hasta llegar a la escalera eléctrica. La platica prosigue, que si mi hermano, que mi hermana sale tarde del trabajo, que mi otra hermana le charla todos los días, etc. Con esa conversación llegamos a la taquilla, le pregunto a la señorita por la función. Ella me da a escoger los asientos, lo hago con energía pues realmente me entusiasma ver la película. Lo único malo fue que la escogí en idioma español, a mis papás no les gusta leer los subtítulos, o mucho más bien como ahora están grandes y se fatigan de la vista. Yo quiero ver las películas en su idioma original.

cuento de miedo unas vacaciones de miedo

  • Cuando no sobreviven es triste pues no solo son ellos sino ahí están sus hijos o hermanos en la sala de espera.
  • Ella me da a escoger los asientos, lo hago con energía por el hecho de que realmente me entusiasma ver la película.

Lea mas sobre equipo de proteccion personal aqui.

undefined

Los supuestos hechos paranormales ocurrieron en los años ochenta y surgieron de una noche alguno donde Carlos Trejo, con su familia, jugaban la ouija. Ese día desató visualizaciones y descubrimientos muy escabrosos sobre la vivienda. La leyenda «La Planchada» salió de aquí. Eulalia fue una enfermera de este hospital que siempre tenía el uniforme muy limpio y planchado, que además de esto y era muy atenta con los pacientes. La historia cuenta se enamoró de un compañero médico y se iban a casar, pero él la abandonó antes de hacerlo.

cuento de miedo unas vacaciones de miedo

Lea mas sobre equipo de proteccion personal aqui.

undefined

Entonces pensé que si hago la tiendita, está padre porque puede crecer. Esto fue una oportunidad que nos dio la vida. Siempre y en todo momento he creído que todo pasa por algo y para algo. Yo lo veo de esta forma, el COVID nos ha enseñado a conocer lo que verdaderamente es requisito en nuestra vida y lo que no es tan necesario.

A lo largo de 9 horas, mientras que aguardábamos una habitación en la Torre Quirúrgica, hemos visto lo que hasta ese momento solo conocíamos por comunidades. Médicos que corrían, familiares que no sabían qué era lo que sucedía con sus pacientes, personal en trajes blancos que parecían el vestuario de una mala película de ficción. Los pocos que estábamos en esa salón por otras cuestiones nos veíamos, desconcertados. Recuerdo que uno de esos días, mi hermano comenzó a tener miedo del Covid-19. “No, Uba, ese virus no nos irá a perjudicar. Además, para esas datas no vamos a estar en el hospital”, le dije. Pero en ese momento, jamás imaginé que un virus fuera tan arriesgado como para detenernos, a nosotros, a nuestra ciudad.

cuento de miedo unas vacaciones de miedo