Saltar al contenido

5 Cuentos Cortos Mexicanos Para Leer Durante La Cuarentena

juan rulfo cuentos cortos

No dejes de revisarla y comienza a cultivar un habito como lector. Los personajes se adueñan de la escritura cambiando drásticamente dependiendo de quién esté hablando. Hace unos ocho años, por propuesta del filósofo mexicano Leopoldo Zea, fui invitado a formar parte de la Société Européenne de Culture, cuyo presidente honorario era el notable pensador italiano Norberto Bobbio.

juan rulfo cuentos cortos

Aunque su título suene inofensivo, se trata de un cuento muy profundo que trata temas oscuros desde una perspectiva autobiográfica. El Guardagujas cuenta la historia de un hombre que compra un boleto de tren para ir a su destino, pero antes de partir es abordado por el guardagujas, quien le cuenta el funcionamiento del sistema ferroviario, desatando una serie de emociones de todo tipo en el pasajero. Por su aspecto físico lo consideraban el hombre más hermoso del mundo. Los pueblerinos que eran muy pobres y monótonos, deciden quedarse con el ahogado para cuidarlo y velarlo haciendo conjeturas sobre la personalidad del hombre en vida.

Museo Nacional De Arte Munal

Otra «novela de cuentista» o, si se quiere, una novela conformada por múltiples cuentos cortos. También, basta leerla para darse uno cuenta, El resplandor, de Mauricio Magdaleno, tuvo que haber «golpeado» a nuestro novelista. Los relatos —o tal vez tan sólo los consejos— de Efrén Hernández, por su amistad cercana, tuvieron que influir también mucho en él. La obras que más destacan dentro de su repertorio son el libro de cuentos El llano en llamas , compuesto de 17 pequeños relatos, y la novela Pedro Páramo . Poco tiempo después comenzarán a aparecer los primeros textos de la obra canónica de Rulfo. El primero de ellos, el cuento “Nos han dado la tierra”, se publicó de manera prácticamente simultánea en el número 2 de Pan, de Guadalajara y en el 42 de América, de México, el 31 de agosto del mismo año.

Leer mas sobre organigrama de una empresa aqui.

Amor Seventy Seven Julio Cortázar

Hace muchos años existió en la capital guanajuatense una hermosa princesa, la cual, fue cortejada por un ambicioso brujo que buscaba hacerse dueño de la fortuna de la joven. El hechicero rechazado por la mujer y como castigo le lanzó un embrujo; la princesa estaba condenada a vivir en la punta del cerro de la Bufa hasta ser rescatada. Las festividades del Día de la Cueva en Guanajuato datan del año 1616, en que San Ignacio de Loyola fue nombrado santo patrono de la ciudad.

juan rulfo cuentos cortos

Para ese momento la política estaba tan envilecida que ser acusado de derecha era el menos grave de los insultos. Una turba de auténticos rufianes se convirtió en La Izquierda. Ninguno quiere cambiar el rostro del país, desean con vehemencia hacerse ricos y tener poder.

juan rulfo cuentos cortos

undefined

Un lugar para aprender más sobre los pueblos indígenas de México a través de sus obras creativas. Junto con el país la hacienda Santa Catarina del Arenal cambiaría radicalmente en 1911 cuando Gómez Parada mandó derribar el casco colonial del siglo XVI para levantar el edificio en forma de H que vemos todavía hoy. Durante la vida de la también poetiza, Santa Catarina vino a menos hasta la muerte de la condesa, momento en el que la hacienda recibió el mote «Condesa» que años más tarde se trasladaría a la colonia que junto con la Hipódromo, Roma y Juárez fueran el territorio que abarcaba. Revisaba los asuntos pendientes, cuando apareció la secretaria con el jugo de naranja y las aspirinas. Don Melitón suspendió la factura a fin de admirar a ese maravilloso ejemplar de mujer, de esbelta y cimbreante figura, de sedoso pelo castaño que caía sobre parte del rostro, pero son ocultar los grandes ojos azules, inquietantes y agresivos. Ahora, su apariencia y su forma de vida correspondían a la del prominente hombre de negocios, relacionado con lo más granado de la política, banca, industria y sociedad, y gustaba de la buena comida, la buena bebida y toda clase de comodidades.

Leer mas sobre horario de misas en estadosunidos aqui.

undefined

También veo sus ojos, unas pequeñas cuentas negras que se les salían de las órbitas cuando se estaban cociendo. ¿Qué piensa el gobierno que no toma medidas drásticas con estos comunistas alborotadores? Era cuñado de Nachito Rivero, aquel que se volvió menso a los pocos días de casado y que Inés, su mujer, para mantenerse, tuvo que poner un puesto de tepache en la garita del camino actual, mientras Nachito se vivía tocando canciones todas desafinadas en una mandolina que le prestaban en la peluquería de don Refugio. de César Gabriel Alfaro Anguiano, Guadalajara, Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística/ Gobierno del Estado de Jalisco, 1989. Su hijo, Juan Pablo Rulfo, recuerda que unos meses antes, por mayo, su padre se mostraba muy entusiasta, incluso eufórico. Parece ser que por fin estaba acercándose a la atmósfera, el argumento y las voces que poblarían La cordillera.

  • Ya había pagado mi cuota de militancia y necesitaba la libertad y la independencia.
  • La mayoría pertenece a autores entonces y ahora poco conocidos.

Lea mas sobre equipo de proteccion personal aqui.

undefined

La crudeza de los relatos y violencia en el libro contrasta con el humor negro y el enfermo optimismo de sus personajes. El autor demuestra su amplia atención describiendo el peso de la vida, el sonido del silencio o reflejando con oscuro detalle ámpulas gangrenadas en algún personaje. Queda claro que fue testigo muchas de las víctimas y sadismos que se relatan. Guardar mi nombre, correo electrónico y sitio net en este navegador para la próxima vez que haga un comentario.

“Macario” salió en el número 6 de Pan, correspondiente a octubre y en el 48 de América, del 30 de junio del siguiente año. “Es que somos muy pobres” apareció en el número fifty seven de esta última, en 1947. Durante este lapso, Rulfo vivía intermitentemente entre Guadalajara y la Ciudad de México.

juan rulfo cuentos cortos