Saltar al contenido

10 Libros Infantiles Mexicanos Que Todo Niño Debe Leer

autores de libros infantiles mexicanos

Hoy la ilustración ha encontrado en la literatura infantil y juvenil un espacio de experimentación artístico y comunicativo que se proyecta más allá de sus lectores naturales. Y a pesar de que la clasificación “para niños y jóvenes” nos sugiere que están destinados por su forma y contenido a un cierto tipo de lectores, en las últimas décadas públicos de muy diversas edades los disfrutan y aprecian, se han acercado a ellos porque les presentan nuevas propuestas visuales y literarias. La nueva literatura infantil, prosigue Brozon, permite un acercamiento a la lectura por gusto y placer, al abordar temas de interés para los pequeños lectores, quienes cuando sean adultos tendrán un pensamiento crítico. De acuerdo con el escritor mexicano, si una de las más grandes satisfacciones que ha sentido en su carrera es conquistar al público infantil, e interesar al adulto, no sabe qué le espera en los años siguientes, cuando este género literario crezca aún más, creando nuevos autores e historias fantásticas. Irma Ibarra, editora de Infantil y Juvenil de SM Ediciones, asegura que pese a todo, aquí se junta la buena noticia con la mala.

autores de libros infantiles mexicanos

Mientras los editores confíen en nuestras ideas y formas de escribir, y los promotores de lectura se enganchen con nuestras historias y las ofrezcan a niños y jóvenes, se crearán lectores. Javier Malpica, por su parte, señala que en sus obras le gusta explorar el sentido del humor imaginativo para entretener a los lectores. Busco narradores o temas que ayuden a la comprensión de diversas situaciones, y si los jóvenes se acercan a la literatura, ese es un valor agregado de estar en el mundo literario.

Guía De Libros

En él un piloto se encuentra con un pequeño príncipe que lo ayudará a entender temas profundos sobre la vida y la existencia. Un proceso tan común como la metamorfosis es visto de una manera ingeniosa por Eric Carle en un libro que ha cautivado a décadas de lectores y sigue siendo fascinante. Guadalupe Alemán trabajó durante más de cinco años como editora de literatura infantil en diversas editoriales. En esta historia cuenta como Emilia Grosz explota su talento para “darse miedo” y aterrorizar a sus compañeros del curso de verano. En este título cuenta la historia de Doro, un adolescente que se ve envuelto en una serie de misterios que lo llevan a descubrir la forma en que murió Francisco Villa, con la compañía de algunos fantasmas.

autores de libros infantiles mexicanos

Leer mas sobre que es la calidad de vida aqui.

¿qué Formas De Pago Tenemos?

A través de la narración visual el lector, cualquiera que sea su edad, se acerca a la representación de una thought. Cada imagen que mira y selecciona le permite aprender, aumentar y fortalecer sus pensamientos; pero siempre la observará con la base a su propia experiencia (edad, comunidad, sexo, and so forth.). Esto quiere decir que para cada lector que se acerque a leer una ilustración específica, habrá una narración diferente, una lectura diferente. Igualmente, cada título ilustrado propone formas valiosas y diferentes para apreciar la realidad e imaginar mundos alternos que están contenidos. Su lectura promueve en el que las mira una formación intercultural, valiosa para el desarrollo de la persona. Para niños y jóvenes estas imágenes son primordialmente los primeros productos artísticos que pueden llegar a conocer, obras culturales que facilitan las relaciones con el arte de representar deseos y necesidades a través de un vehículo estético.

Poeta, dramaturga y guionista, Malú Huacuja no ha dejado de dedicarse a las artes que le apasionan, a los 23 años escribió su primera obra de teatro, a los 25 su primera novela, y las letras no han dejado de fluir de las manos y el corazón de esta defeña que ha incursionado también en la novela por entregas, y en la narrativa breve. Escribió en varias publicaciones de circulación nacional tales como El Financiero, El Sol de México, El Chamuco, Viva, El Búho, La Mosca, entre otros. Aunque Alfredo nació en Costa Rica, toda su carrera literaria tuvo lugar en México, se desempeñó como poeta, narrador, ensayista y periodista. Durante muchos años fue columnista y crítico literario del periódico Novedades de circulación nacional en nuestro país, pero nunca se desligó de sus orígenes costarricences, donde era reconocido como un gran poeta. Si bien es oriunda de Cataluña, España, Blanca Martínez, también conocida como Blanca Mart, lleva más de veinte años residiendo en México, es licenciada en Historia, pero además de eso se ha dedicado a la creación y divulgación de literatura fantástica tanto en México como en el extranjero. Asimismo, outline que por 15 años dejó en el limbo la intención de escribir un libro para niños titulado Pinche, pero no lo publicó hasta hace apenas un mes, pues sabía que debido al nombre las editoriales no lo difundirían como se merece, así como tampoco las escuelas.

autores de libros infantiles mexicanos

undefined

Comenzaron a aparecer formas nuevas que se alejaban de lo in style y nacionalista, había mayor expresión private en los trabajos. En la búsqueda de un lenguaje visual algunos ilustradores recuperaron las formas mexicanas, las de las tradiciones y costumbres, colores e ideas rastrearon lo novedoso y extraordinario sin dotarlo de falsedad. Esto se puede apreciar en el manejo que hicieron de los colores, la versatilidad, el empleo de nuevas técnicas y la combinación de los elementos gráficos.

autores de libros infantiles mexicanos

De acuerdo con Malpica, en la literatura infantil existían temas tabú que hoy en día se exploran con bastante apertura porque a los jóvenes les preocupa lo que sucede en su entorno. “En esta nueva tendencia de la escritura dedicada a los niños y jóvenes, ya no es necesario retomar a las hadas, los duendes, sino hablar de lo que pasa en una escuela, una ciudad. Mónica Brozon considera que existe una apertura en el espectro temático de la literatura infantil y juvenil porque se puede abordar cualquier situación, incluso si tiene cierto grado de dureza. La célebre periodista mexicana, una de las reporteras más admiradas por sus colegas y por el mundo lector que sigue línea a línea sus deslumbrantes crónicas en The New Yorker o en The Washington Post presentó el año pasado su libro Desde el país de nunca jamás, un compendio de sus magníficas crónicas publicadas entre 1980 y 2010. Pero con valentía y sin miedo a perder lectores se muestra convencido de que si los mexicanos quieren saber más de su pasado, deben ser responsables a la hora de elegir sus autores favoritos. Hay que cotejar información, leer los curriculum de los escritores, ir a fuentes confiables.

undefined

Leer mas sobre dentistas y ortodoncias en estados unidos aqui.

En los cuentos que conocimos las mujeres eran las «débiles», las que debían ser salvadas y las que necesitaban ayuda de alguien más fuerte. Julia, la protagonista de esta historia, es una adolescente que acaba de mudarse con su padre a San Miguel. Mientras intenta lidiar con sus nuevas compañeras de escuela y el abandono de su madre, Julia descubre que su casa es habitada por un extraño personaje que vivió una trágica historia de amor.

undefined

Lea mas sobre paracrearunapaginaweb aqui.

  • Este libro narra lo que sucede minutos antes del temblor de 1985, ajenos al caos que seguirá después, las personas viven su vida de un modo aparentemente normal.

Fue hasta 1816 que la hacienda fue alquilada por Antonio Batres, secretario de ejército y hacienda, once años después la propiedad fue comprada por su esposa Josefa Arturo de Batres, quien falleció en 1841, año en que sus hermanos adquirieron el gigantesco inmueble. Durante la vida de la también poetiza, Santa Catarina vino a menos hasta la muerte de la condesa, momento en el que la hacienda recibió el mote «Condesa» que años más tarde se trasladaría a la colonia que junto con la Hipódromo, Roma y Juárez fueran el territorio que abarcaba. Era gorda como un hipopótamo, fumaba puro y tenía dos colmillos puntiagudos y brillantes. Además, usaba botas de pico y tenía unas uñas grandes y losas con las que le gustaba rasguñar a la gente.

autores de libros infantiles mexicanos